Encontrar una PlayStation 5 en las estanterías de las tiendas de todo el mundo es una tarea difícil desde que la consola se puso a la venta en noviembre de 2020 y no se espera que la situación mejore a corto plazo, según ha reconocido Hiroki Totoki, director financiero de Sony, Es más, la compañía japonesa prevé que tendrá problemas para cubrir la demanda de su nueva consola incluso en 2022.

“No creo que la demanda disminuya durante este año e incluso si conseguimos muchos más dispositivos y producimos muchas más unidades de PlayStation 5 el próximo año, nuestra oferta podría no satisfacer la demanda”, dijo Hiroki Totoki durante una sesión informativa con analistas, según ha podido saber Bloomberg (muro de pago) por boca de varias personas que asistieron al evento.

Durante la presentación de sus últimos resultados financieros, Sony informó que había logrado vender 7,8 millones de PS5 hasta el 31 de marzo y la previsión es que durante el próximo año fiscal consiga colocar 14,8 millones de unidades. En caso de cumplir con este pronóstico, la nueva consola igualará la trayectoria de PlayStation 4, que durante su primer año fiscal completo logró servir ese mismo número de unidades. A 31 de marzo de 2021 y después de ocho años en el mercado, PS4 acumula 115,9 millones de consolas vendidas.

Ante los analistas, Totoki dijo que Sony necesita aumentar la producción de PS5 lo antes posible. Además, el director financiero de la compañía japonesa aseguró que la demanda de su nueva consola seguirá siendo alta independientemente de la evolución de la pandemia de COVID-19. “Hemos vendido más de 100 millones de PS4, y teniendo en cuenta nuestra cuota de mercado y reputación, no puedo pensar en que la demanda decaiga fácilmente”, asegura Totoki.

En una entrevista concedida al Financial Times y publicada el pasado febrero, Jim Ryan, presidente y director ejecutivo de Sony Interactive Entertainment, dijo que el suministro de PS5 “mejorará mes a mes a lo largo de 2021” y que la previsión era la de alcanzar números decentes a lo largo de la segunda mitad de año. Posiblemente así será, pero incluso con una mayor producción no parece que Sony vaya a conseguir casar la oferta con la demanda, ni este ni el próximo año.

Sin ofrecer números, pero Microsoft también dice que tiene problemas para entregar todas las Xbox Series que pide el mercado. Por su parte, Nintendo espera vender 26,5 millones de Switch durante el actual año fiscal, una previsión que según la propia compañía se ha visto limitada por la posible falta de semiconductores.

Fuente: Elotrolado