La pandemia y el correspondiente retraso del Mobile World Congress nos han dejado con un calendario de anuncios y lanzamientos bastante trastocado. Algunas de las principales novedades del semestre serán presentadas con más parsimonia de lo habitual (cabe preguntarse si la crisis de los semiconductores no tiene también algo de culpa), pero eso no es óbice para que algunas compañías quieran seguir colgándose las correspondientes medallas que normalmente suelen entregarse por estas fechas. Es el caso de SK Hynix.

El fabricante surcoreano se ha adelantado al tradicional comunicado anual de Samsung al anunciar que ya ha iniciado la producción en masa de chips de 18 GB de memoria DRAM LPDDR5 para teléfonos móviles, señalando así el previsible estándar para los teléfonos de mayor categoría que serán lanzados a lo largo de 2021. El primer smartphone en sacar partido a estas memorias será el ROG 5 de Asus, un modelo gaming de muy altas prestaciones.

Según detalla el comunicado de la empresa, el ancho de banda proporcionado es de 6.400 Mbps, lo que supone una mejora del 20 % con respecto a «la DRAM (LPDDR5 con 5.500 Mbps) para smartphones existentes», proporcionando así un mayor rendimiento a la hora de ejecutar juegos extremadamente exigentes. El fabricante asegura que esta ingente cantidad de RAM también brindará un mayor rendimiento a la hora de trabajar con vídeos y fotos a alta resolución.

Si bien 18 GB de RAM pueden parecer exagerados (y en cierto modo lo son; hablamos de duplicar con creces la cantidad de RAM de algunos teléfonos de gama alta lanzados en el primer trimestre de este año), el segmento gaming no se mide por los baremos habituales. La escalada de HzGB y tecnologías exhibida por los móviles para juegos los sitúan en una esfera distinta a la ocupada por los modelos generalistas, incluso aquellos tradicionalmente considerados como premium, por lo que no cabe esperar que los 16 GB de RAM se vayan a estandarizar aún a corto o medio plazo.

Fuente: Elotrolado