La introducción de funciones «inteligentes» en la otrora conocida como caja tonta ha deparado todo tipo de experiencias hasta hace unos años reservadas al ordenador personal, los teléfonos móviles y las consolas, pero también han hecho necesario cuestionar el uso que se da a los datos personales recabados y las implicaciones en materia de seguridad. También obligan a replantarse el concepto de propiedad, y es que Samsung acaba de demostrar que puede desactivar sus televisores de forma remota.

El caso nos lleva a las protestas de julio de 2021 en las provincias sudafricanas de KwaZulu-Natal y Gauteng, que rápidamente degeneraron en una espiral de violencia y saqueos indiscriminados que dejó más de 300 muertos y miles de arrestos. De forma casi inmediata los disturbios iniciales dieron paso a una ola de robos tumultuosos que llegaron a afectar a un centro de distribución de Samsung, donde fueron saqueados un número no declarado de televisores y otros electrodomésticos.

La situación para Samsung fue tan delicada que el fabricante canceló todas sus operaciones en el país e indicó a sus empleados que se quedaran en sus casas por su propia seguridad. El revuelo fue considerable, y tal vez por eso se pasó por alto una breve nota de prensa en la que señalaba que la compañía iba a ayudar a los minoristas afectados por los saqueos con una «innovadora función de bloqueo».

Imagen

TV Block, que es como se llama esta función, es una «solución remota de seguridad que detecta si unidades de TV Samsung han sido activadas inadecuadamente y asegura que los televisores solo pueden ser utilizados por los legítimos propietarios con una prueba de compra». Tan pronto como un televisor en la lista negra se conecta a Internet, TV Block recibe la instrucción de anulación e inhabilita todas las funciones de televisión.

En el caso de los televisores saqueados, ya estarían siendo desactivados. Samsung reconoce que es posible que se generen falsos positivos, e indica que en caso de sufrir un bloqueo accidental, el propietario puede ponerse en contacto con la compañía a través de una dirección de correo y recuperar el funcionamiento de su televisor enviando una prueba de compra y una licencia de TV.

Como señala PC Magazine, Samsung describe TV Block como una característica positiva para sus socios, pero las implicaciones son obviamente perturbadoras al permitir que el fabricante pueda desactivar sus televisores cuando así lo considere necesario. También deja abierta la puerta a posibles ataques; algo potencialmente muy problemático si se tiene en cuenta que las plataformas Smart TV tienen niveles de seguridad alarmantemente bajos.

Por ahora se desconoce si la función TV Block está presente y/o habilitada en otros países.

Fuente: Elotrolado