Nvidia ha celebrado un evento especial Game On cuyo objetivo ha sido poner de largo sus nuevas apuestas en el campo de las tarjetas gráficas. Por un lado tenemos la GeForce RTX 3060, que busca ser el objeto de deseo de aquellos jugadores que aún conservan su GeForce GTX 1060, una de las GPU de más éxito en la historia de Nvidia, y por otro las RTX Series 30 para portátiles, que según la compañía serán incluidas en más de 70 modelos.

La GeForce RTX 3060 estará disponible en todo el mundo y bajo las marcas de los fabricantes habituales a finales de febrero por un precio de 329 euros. Esta tarjeta gráfica con arquitectura Ampere tiene como objetivo ejecutar los juegos actuales (como Cyberpunk 2077 y Watch Dogs Legion) a 1080p y un mínimo de 60 fotogramas por segundo con RTX y DLSS activado. “El doble del rendimiento de la rasterización de la GTX 1060 y diez veces el rendimiento del trazado de rayos”, asegura Nvidia.

Imagen

El rendimiento ha sido medido haciendo uso de un procesador Intel i9 y una resolución de 1080p
Según la ficha técnica facilitada por Nvidia, GeForce RTX 3060 tiene 13 teraflops de sombreado, 25 teraflops de RT para el trazado de rayos y 101 tensor teraflops para potenciar el DLSS. Además, equipa 12 GB de memoria GDDR6. En su día, la GTX 1060 era una tarjeta que gracias a sus características ejecutaba con soltura los juegos a 1080p y 60 FPS, pero sin RTX ni DLSS. A día de hoy sufre para alcanzar esa misma tasa en los juegos actuales, pero sigue siendo una de las tarjetas más populares de Steam.

“El trazado de rayos vive un momento imparable, y rápidamente ha redefinido el nuevo estándar de los videojuegos”, dice Matt Wuebbling, vicepresidente de marketing global de GeForce en Nvidia. “La arquitectura Nvidia Ampere ha sido la que más rápidamente se ha vendido en la historia de Nvidia, y la RTX 3060 lleva el poder de las RTX 30 Series a millones de jugadores de todo el mundo”.

Nvidia GeForce RTX 30 Series para portátiles a partir de 1.099 euros

Nvidia también ha anunciado que las GeForce RTX 30 Series llegarán a los portátiles con los modelos RTX 3060, RTX 3070 y RTX 3080 optimizados con la tercera generación de las tecnologías Max-Q, que incluye Dynamic Boost 2.0 (redes de IA ajustan el balanceo de la carga entre CPU y GPU), Whisper Mode 2.0 (control acústico), Resizable BAR (tecnología avanzada PCI Express) y DLSS (la IA con los respectivos RTX Tensor Cores). Gracias a ello, la compañía asegura que estas GPUs doblarán su eficiencia energética y acelerarán el rendimiento.

“La eficiencia energética es un aspecto fundamental para los ordenadores portátiles gaming, un mercado que se ha multiplicado por 7 en los últimos siete años”, dijo dice Kaustubh Sanghani, vicepresidente y mánager general de GeForce OEM en Nvidia. “Estos nuevos sistemas, ligeros y finos, están basados en nuestro diseño Max-Q, gracias al cual, cada aspecto, CPU, GPU, software, diseño de la PCB, gestión energética y sistema de refrigeración, está optimizado pensando en la potencia y en el rendimiento”.

Según Nvidia, los portátiles con una GeForce RTX 3060 partirán de los 1.099 euros y ofrecerán 90 FPS en los juegos actuales con ajustes gráficos en ultra a 1080p; los que equipen una RTX 3070 subirán hasta los 1.499 euros para ofrecer juegos a 1440p con ajustes gráficos en ultra y mantendrán los 90 FPS; mientras que los equipos con una RTX 3080 se encontrarán desde 2.199 euros y permitirán jugar a 100 FPS con ajustes gráficos en ultra a 1440p. En esports (Overwatch, Valorant, Fortnite…) la RTX 3080 será capaz de ofrecer 240 FPS.

Los portátiles con GeForce RTX 30 Series estarán disponibles desde el 26 de enero a través de los principales montadores del mundo.

Fuente: Elotrolado