Un informe del Banco Central Europeo (BCE) señaló que las monedas digitales del banco central (CBDC) podrían ser el “Santo Grial” de los pagos transfronterizos, con el potencial de superar incluso a Bitcoin y las stablecoins.

El informe del BCE encontró además que, de todas las demás tecnologías que consideraron para los pagos transfronterizosBitcoin era la “menos creíble” y “inherentemente costosa y derrochadora”.

Los bancos centrales son muy buenos

El informe del BCE llamado “Hacia el Santo Grial de los pagos transfronterizos” analizó una serie de opciones diferentes. Estos pagos, también conocidos como remesas, siguen siendo lentos, costosos y muy ineficientes.

“El Santo Grial de los pagos transfronterizos es una solución que permite que los pagos transfronterizos sean inmediatos, baratos, universales y liquidados en un medio de liquidación seguro”, dice el informe del que es coautor Ulrich Bindseil, director general del BCE para infraestructura de mercado y pagos.

A partir de marzo de 2022, el costo global promedio de enviar dinero al extranjero fue del 6,09%. Para algunas transferencias, el costo de una sola transacción puede aumentar hasta alrededor del 20%.

El informe, por lo tanto, sopesó una serie de posibles alternativas y consideró cuál proporcionaría la mejor solución.

En Bitcoin, el informe encontró una serie de fallas inherentes, describiendo su mecanismo de consenso Proof-of-Work como “inherentemente ineficiente” y la moneda en sí misma como “inherentemente inestable en términos de su poder adquisitivo”. Además, encasilla la criptomoneda como un “medio global de pago ilícito”.

En última instancia, concluye que es “poco probable que Bitcoin sea el Santo Grial de los pagos transfronterizos”, mientras que las stablecoins son incluso “más problemáticas” que Bitcoin debido a sus sistemas de “bucle cerrado” y fragmentación.

Habiendo considerado cuidadosamente los méritos de cada opción, el informe del banco central de 59 páginas finalmente concluye que una CBDC, bajo el control de bancos centrales como el Banco Central Europeo, es el mejor y más probable camino hacia el “Santo Grial” de la eficiencia.

CBDC Argentina

¿Por qué buscar ‘el Grial’ ahora?

En 2020, el G20, un foro intergubernamental que comprende las 20 economías más ricas del mundo, declaró que “mejorar los pagos transfronterizos” era una de las principales prioridades del grupo.

La Junta de Estabilidad Financiera (FSB) se encargó de trabajar con el Comité de Pagos e Infraestructuras de Mercado (CPMI) para identificar problemas actuales en el sistema y formular un plan de mejora.

“Los pagos transfronterizos se encuentran en el corazón del comercio internacional y la actividad económica”, dijo el FSB en su análisis de 2021:

Sin embargo, durante demasiado tiempo, los pagos transfronterizos se han enfrentado a cuatro desafíos particulares: altos costos, baja velocidad, acceso limitado y transparencia insuficiente”.

Las razones de esto se centran en muchos costos e ineficiencias inherentes al sistema bancario tradicional.

CBDC Europa

Los sumideros de dinero que incluyen costos operativos, costos de cumplimiento normativo financiero, costos de red, costos de corresponsalía, costos de FX y costos de liquidez, todos persisten dentro del marco que el sistema bancario creó para sí mismo.

Si bien esta larga lista de ineficiencias ha afectado al sistema durante años, ahora parece haber un verdadero apetito por abordar el problema de frente.

Las mentes inquisitivas ahora pueden preguntarse qué llevó al sistema financiero heredado a priorizar repentinamente la resolución de un problema perenne que ellos mismos presidieron y no lograron abordar durante décadas.

Fuente: Beincrypto