A pesar de que la próxima generación está a la vuelta de la esquina, la división gaming de Sony sigue dando muchas alegrías. Así lo indican sus resultados económicos pertenecientes al segundo trimestre del actual año fiscal, periodo durante el cual Game & Network Services, es decir, PlayStation, registró unos ingresos de 507.000 millones de yenes (4.100 millones de euros) y un beneficio operativo de 105.000 millones de yenes (857 millones de euros), lo que representan aumentos interanuales del 12 % y 62 %, respectivamente.

Entre julio y septiembre de 2020 PlayStation 4 logró despachar 1,5 millones de unidades, un 45 % menos que durante el mismo trimestre del año anterior, para elevar las ventas totales de la consola en todo el mundo hasta los 113,8 millones. El descenso en el traspaso de hardware es tan notable como esperable a estas alturas de generación, pero al igual que en el caso de Microsoft y Xbox queda eclipsado por la buena marcha en la venta de software (juegos y contenido adicional) y el incremento de suscripciones a PlayStation Plus.

Imagen

En concreto, durante el pasado trimestre se vendieron 80,9 millones de juegos para PS4 (68,4 millones third-party y 12,4 millones first-party), un 15 % más que hace un año. El 59 % de los títulos despachados fueron en formato digital, un porcentaje que sube 14 puntos respecto al mismo periodo del año anterior. En lo que atañe a PlayStation Plus, alcanzó los 45,9 millones de suscriptores, un aumento interanual del 25,5 %, mientras que los usuarios activos mensuales de PlayStation Network subieron hasta los 107 millones.

Dentro de los juegos first-party el más destacado ha sido Ghost of Tsushima, que consiguió vender 2,4 millones de unidades en tres días. Según Sony, el título desarrollado por Sucker Punch Productions es la nueva propiedad intelectual de PS4 más rápidamente vendida.

El segundo trimestre ha sido el último sin PlayStation 5, que se pondrá a la venta el 12 de noviembre en Estados Unidos, Japón, Canadá, Nueva Zelanda, México y Corea del Sur, mientras que en Europa llegará el 19 de noviembre. Durante la presentación de los resultados Sony ha recordado que su pronóstico es el de vender más de 7 millones de PS5 (7,6 millones para ser exactos) durante el actual año fiscal que termina el 31 de marzo de 2021. Si lo consigue, PS5 habrá superado el lanzamiento de PS4.

El buen presagio sobre el aterrizaje de PS5 ha provocado que Sony Corp. haya notificado un aumento del 26 % tanto de la previsión de ingresos como del beneficio operativo de la división gaming.

Fuente: Elotrolado