Intel está apostando fuertemente por los SSD con su línea Optane, que cuenta con algunos de los SSD más rápidos del mercado, o al menos los más rápidos si nos fijamos en la velocidad de escritura aleatoria. La compañía, sin embargo, no fabrica discos duros, de ahí que no sea extraño afirmar que para ellos en el futuro los discos duros desaparecerán.

Intel Optane: ¿sustituyendo a los discos duros y a la RAM?

La tecnología Optane ha sufrido bastantes retrasos en su desarrollo, viéndose Intel obligada a lanzar las primeras unidades como una especie de cache rápida para discos duros u otros SSD. En octubre Intel lanzó unidades SSD bastante más serias, con capacidades de 280 y 480 GB. Próximamente esperan poder lanzar unidades de 1 y 2 TB en la gama 760P.

intel-optane-ssdLos SSD Optane son tan rápidos que incluso Intel tiene pensado que reemplacen a la memoria RAM, aunque todavía queda bastante para eso. Para Intel, Optane puede ser la clave para controlar los procesadores, la memoria, y el almacenamiento. Esta memoria 3D XPoint no tiene actualmente competencia en el mercado.

Este mismo año llegarán al mercado memorias Optane en formato DRAM (DIMM), pero estará limitado al mercado de servidores. Así, esto podría hacer que llegase en el futuro al mercado de particulares. Al final, el objetivo es tener el ordenador conectado a la red y a la nube, siendo el único almacenamiento local un dispositivo Optane que actuara como una especie de cache del contenido más utilizado en el ordenador (de manera similar a lo que ya hace OneDrive con la carpeta “bajo demanda”).

En esta realidad de Intel no hay sitio para los discos duros. Además, el 5G (otro campo donde Intel está desarrollando tecnología) tendrá una velocidad similar a la que podemos obtener con un disco duro conectado por SATA. “Si este rendimiento por SATA lo podemos tener en la nube, entonces el usuario prescindirá del disco duro”. Así, se facilita también la migración entre ordenadores.

odo es muy bonito, pero inviable incluso en los próximos años

El problema de este planteamiento es que requiere que se cumplan demasiados supuestos. Mientras tanto, Intel seguirá viviendo en una realidad paralela. Y todos conocemos lo peligroso que es que una compañía se aleje de la realidad y de lo que están demandando realmente los consumidores. Rob Crooke, encargado de la sección de memoria no volátil de Intel, afirma que aún queda bastante para alcanzar esto, pero es la tendencia que esperan que siga la industria.

8119_09_intel-optane-memory-accelerating-data_full

La nube es un gran complemento para el almacenamiento local, pero ni a corto ni a medio plazo va a sustituir a los discos duros o a los SSD. De hecho, incluso a pesar de todas las mejoras que supone usar un SSD frente a un disco duro, la mayoría de servidores siguen utilizando estos últimos debido a que son más fiables, baratos, y pueden almacenar una mayor cantidad de información.

Si los precios de las unidades SSD no se hubieran disparado en el último año, probablemente para el año 2021 o 2022 las unidades SSD habrían adelantado a los discos duros en precio por GB. Esto se ha ralentizado, y habrá que esperar por lo menos varios años más hasta que podamos ver algo así.

Fuente: ADSLzone

Compartir