Uno de los principales problemas para controlar el nuevo coronavirus son los asintomáticos. Al no tener síntomas pueden ayudar a propagar Covid. Por eso son tan importantes las pruebas, aunque aquí tenemos un segundo problema: la espera hasta tener los resultados.

Es en este punto donde aparece un nuevo dispositivo que podría cambiarlo todo. Desarrollado en Caltech por el laboratorio Gao y llamado SARS-CoV-2 RapidPlex, se trata de un sensor SARS-CoV-2 que está diseñado para usarse en casa.

¿Cómo? Cuando el dispositivo entra en contacto con una gota de sangre o saliva, puede determinar si está infectado con el virus SARS-CoV-2 en tan solo 10 minutos. Luego, los resultados de la prueba se enviarían directamente a tu teléfono a través de Bluetooth.

Hablamos de un sensor cuya producción comienza en un laboratorio con una hoja de plástico. Usando un láser, los científicos pueden convertir el plástico en un patrón grabado de grafeno, el material formado a partir de átomos de carbono dispuestos en un solo átomo de espesor. Además, el grafeno es muy barato de producir. De hecho, los científicos explican que cada unidad de estos sensores tendría un coste de cinco centavos o menos (y un único uso).

Una vez que la sangre o la saliva entran en contacto con el sensor de grafeno, pequeños poros en la superficie inmovilizan el virus junto con los antígenos y anticuerpos que podrían estar asociados con él. Luego, durante una serie de tratamientos bioquímicos, los biomarcadores del virus se unen al grafeno mismo, lo que les permite ser detectados electrónicamente. El sensor puede ver, además de si hay una infección activa por COVID-19, si existe inmunidad a una infección pasada.

Cuenta el laboratorio Gao que ha probado el dispositivo con éxito con muestras de 19 pacientes que tenían infecciones activas por COVID-19, y que ahora pasarán por la prueba para validarlo a mayor escala en un entorno clínico como un hospital para confirmar el trabajo.

Si fuera un éxito, la tecnología podría producirse en masa y venderla a modo de kit económico que podría pedir una persona. Muy parecido a una prueba de embarazo pero para Covid. Una prueba que te diría en 10 minutos si eres o no positivo. [Fast Company]

Fuente: Gizmodo