El año pasado hablamos del avance que se había producido con la creación de un robot humanoide capaz de imitar gestos humanos con una precisión que asustaba. Este desarrollo ha mejorado con una especie de versión 2.0 del mismo, y lo conseguido nos lleva a una nueva fase, tal y como explican desde Engineered Arts, la empresa detrás del proyecto.

Contaba el año pasado la empresa con sede en el Reino Unido que fabrica robots humanoides para el entretenimiento, la información, la educación y la investigación en la presentación del robot bautizado como Ameca:

El objetivo principal de Ameca es ser una plataforma para el desarrollo de inteligencia Artificial. Nos encanta diseñar y construir robots, te dejamos a ti y a todos los demás cerebros inteligentes la tarea de crear algoritmos de inteligencia artificial y aprendizaje automático y ver hasta dónde podemos avanzar juntos con esta tecnología.

Ahora, la última versión es la segunda generación del modelo y cuenta con más de 12 motores más en su cara, lo que significa más expresiones faciales que su predecesor. Entre otras cosas, ahora puede arrugar la nariz, guiñar y fruncir los labios. Veamos un vídeo en acción: 

Desde la compañía explican que el robot humanoide ahora cuenta con 27 motores en el rostro y cinco adicionales en el cuello. Esto incluye 12 en los labios, dos en la mandíbula, cuatro en los globos oculares, cuatro en los párpados, cuatro en las cejas y uno en la nariz. Además, se han añadido decenas de motores en su cuerpo, brazos, muñecas y dedos que le permiten mover sus extremidades superiores.

Para llegar a este nivel de detalle, Engineered Arts ha trabajado con tecnología avanzada de captura de movimiento, de forma que el robot puede percibir una expresión facial humana e imitarla moviendo sutilmente sus motores. También es capaz de hacer movimientos con las manos, y usa sus brazos para devolver el saludo. Veamos otra secuencia de esta nueva versión de Ameca:

Según Engineered Arts:

El rostro humano es una interfaz de comunicación de ancho de banda muy alto: podemos decir mucho solo con expresiones, las palabras no siempre son necesarias. Estamos trabajando para lograr robots que se sientan completamente naturales para interactuar, robots que puedan leer y generar señales emocionales usando expresiones faciales.

Por cierto, en estos momentos es posible comprar Ameca o “contratarlo” para un evento, convención o acción publicitaria. Incluso si tienes el dinero suficiente, es posible que Engineered Arts haga un robot personalizado a tu imagen, aunque solo de pensarlo asuste. [IFLScience]

Fuente: Gizmodo