Los gobiernos de diferentes países han mostrado su preocupación, en multitud de ocasiones, por las herramientas de cifrado del tráfico y las comunicaciones entre los usuarios de Internet. El caso de WhatsAppy otras apps con cifrado de extremo a extremo- es un buen ejemplo. El gobierno australiano ha hecho énfasis esta vez en el protocolo IPv6 y las redes móviles 5G, por la seguridad adicional que garantizan el protocolo y el nuevo estándar de conectividad móvil.

Los gobiernos temen IPv6 y la llegada del 5G por la seguridad adicional que ofrecen a sus usuarios

Aunque no han contemplado que HTTPS ya supone una capa de cifrado en las comunicaciones entre servidores y clientes, sí es cierto que el protocolo IPv6 da mayor seguridad a las comunicaciones en Internet. En todo esto, la clave en las diferencias entre IPv4 e IPv6 es que este mayor espectro de direcciones, por su numeración, hace más difícil la identificación de dispositivos. Con IPv4 se usa una dirección IP para varios dispositivos conectados en red, gracias a NAT. Con IPv6, las cosas cambian, y consideran que ‘será más difícil atribuir información a una persona concreta’.

Pero no sólo ven problemas con el protocolo IPv6, sino que también tienen cierto temor a las redes de telefonía móvil 5G por el esquema de funcionamiento de las mismas. Y más concretamente por la nueva relación entre usuario y torres de telecomunicaciones. Cada vez que se conecta a una torre de telecomunicaciones se establece un identificador temporal que se elimina cuando se concluye la conexión.

Fuente: ADSLzone

Compartir